Rambo: Last Blood, de Adrian Grunberg

Rambo: Last Blood (Rambo: Last Blood, Estados Unidos, 2019) / Dirección: Adrian Grunberg.

Reparto: Sylvester Stallone, Paz Vega, Adriana Barraza, Yvette Monreal, Sergio Peris-Mencheta, Marco de la O, Óscar Jaenada, Rick Zingale, Louis Mandylor, Jessica Madsen, Nick Wittman, Sheila Shah, Díana Bermudez, Atanas Srebrev, Aaron Cohen, Manuel Uriza, Owen Davis, Dimitri Thivaios, Genie Kim, Ricky del Castillo, Joaquín Cosio. / Guion: Matthew Cirulnick, Sylvester Stallone (Historia: Dan Gordon, Sylvester Stallone. Personaje: David Morrell). / Fotografía: Brendan Galvin. / Música: Brian Tyler. Estreno viernes 20 de septiembre de 2019.

por: Enrique López Arvizu

El viejo y cansado tío John.

Después de resucitar con éxito la saga de ‘Rocky’, Sylvester Stallone ha intentado dar un cierre más digno a su otro histórico personaje, John Rambo, pero ahora lo ha hecho con mucha menos suerte, con una película de explotación que poco tiene que ver con el resto de la saga.

El ex combatiente de Vietnam, John Rambo (Stallone) es ya un tipo maduro, colabora como voluntario rescatando personas, vive en un rancho en Arizona donde vive junto la señora Mari (Adriana Barraza) y su joven sobrina Gabrielle (Yvette Monreal), ambas de ascendencia mexicana.

La calma en la que viven pronto se disuelve cuando la chica decide viajar a México para conocer a su padre que la abandonó cuando era pequeña, por lo que cuando la joven es secuestrada por un grupo mafioso mexicano Rambo decide cruzar la frontera para intentar rescatarla.

Alejada durante la mayor parte del metraje de la esencia de las otras películas de la saga, esta supuesta despedida del famoso personaje se queda a mitad de camino en diferentes aspectos, muy lejos de la primera entrega, la única verdaderamente sólida de la franquicia, y de las siguientes que se sitúan en medio de conflictos bélicos alrededor del mundo.

Lo mejor de esta quinta entrega sucede en las primeras interacciones de Rambo con el personaje que interpreta Adriana Barraza, con quien logra buena química, pero todo sucede en algo que parece cualquier cosa menos una película de Rambo, y un poco en la secuencia climática donde monta una serie de artefactos para culminar una venganza sangrienta, único momento en donde esto se emparenta con las películas anteriores.

Pero la película muestra varias inconsistencias que parten desde el guion y de la dirección de Adrian Grunberg, quien había conseguido mejores resultados en ‘Get the Gringo’ con Mel Gibson, con una mirada parcial y estereotipada hacia los mexicanos, una serie de personajes que aparecen y desaparecen sin mayor problema, (como los que interpretan Paz Vega, Marco de la O y la voz de Joaquín Cosío), y un par de villanos muy desaprovechados (Sergio Peris-Mencheta y Óscar Jaenada), siendo una película que recién levanta el vuelo en los últimos 25 minutos, en una película que parece un remedo de ‘Búsqueda implacable’ y ‘El vengador anónimo’ pero que no es el final esperado para un personaje memorable como lo es Rambo.

Rambo: Last Blood, de Adrian Grunberg reviewed by on 20 septiembre, 2019 rated 2.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: