Judy, de Rupert Goold

Judy (Judy, Reino Unido, 2019) / Dirección: Rupert Goold.

Reparto: Renée Zellweger, Rufus Sewell, Finn Wittrock, Michael Gambon, Jessie Buckley, Bella Ramsey, John Dagleish, Gemma Leah Devereux, Gaia Weiss, Andy Nyman, Fenella Woolgar, Phil Dunster, Julian Ferro, Royce Pierreson, Lucy Russell, Philippe Spall, Kate Margo. / Guion: Tom Edge (Obra: Peter Quilter). / Fotografía: Ole Bratt Birkeland. / Música: Gabriel Yared. Estreno viernes 17 de enero de 2020.

por: Enrique López Arvizu

Al final del arcoiris.

Difícil la empresa de llevar al cine una vida tan compleja como la de la estrella Judy Garland, sobre todo decidir que mostrar y que no, por lo que el director Rupert Goold decide de adaptar la obra “End of the Rainbow” de Peter Quilter, abarcando el último tramo de la vida de Judy Garland, y fichando a Renée Zellweger como la actriz encargada de darle vida.

La historia se centra en los últimos meses de vida de la Garland, cuando en 1969 y ante una situación económica apremiante, decide aceptar una serie de conciertos en London, dando cuenta de una estrella en decadencia, que moriría a los pocos meses, apenas a los 47 años.

El relato inicia con una fuerte escena donde una pequeña es increpada por el mandamás de la MGM, Louis B. Mayer (Richard Cordery), dejándole en claro lo que se espera de ella al otorgarle el protagónico de ‘El mago de Oz’, lo que fue el inicio de su carrera y de una etapa en la que el estudio ejerció un violento control sobre su persona, de ahí el relato viaja al presente de la historia, para mostrar ocasionalmente algunos otros flashblacks.

La película de Goold, segunda en su filmografía, apenas cumple como una biopic al uso, correctamente filmada pero muy convencional, muestra a una Garland luchando contra si misma para poder cumplir con sus compromisos, pero la mirada sobre su personaje es un tanto sesgada, pues la muestra en diferentes momentos siempre como víctima de alguien más, y sin ahondar en alguno de los conocidos pasajes de su vida o personajes cercanos que no aparecen en el filme, el retrato que se hace de una mujer sumamente atormentada carece de algún momento de plenitud y se la muestra casi siempre abatida.

Sin duda lo más destacado es el trabajo de Renée Zellweger, correcto y potenciado por el gran trabajo del maquillaje, quien se acerca a la figura de la Garland pero lo hace más por el camino de la imitación de sus gestos y tics que por el de conseguir matizar el espíritu de la atribulada actriz.

La película de Goold muestra la etapa más sombría y decadente de la actriz y el relato absorbe ese tono también, quedando la idea de que semejante estrella merecía otro tipo de mirada y una mejor película.

Judy, de Rupert Goold reviewed by on 17 enero, 2020 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: