Battle Angel: La última guerrera, de Robert Rodriguez

Battle Angel: La última guerrera (Alita, Battle Angel, Estados Unidos, 2019) / Dirección: Robert Rodriguez.

Reparto: Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Jackie Earle Haley, Ed Skrein, Mahershala Ali, Lana Condor, Keean Johnson, Michelle Rodriguez, Jorge Lendeborg Jr., Eiza González, Leonard Wu, Elle LaMont, Marko Zaror, Jorge A. Jimenez, Derrick Gilbert, Billy Blair, Jeff Fahey, Casper Van Dien. / Guion: James Cameron, Laeta Kalogridis, Robert Rodriguez (Novela gráfica: Yukito Kishiro). / Fotografía: Bill Pope. / Música: Junkie XL. Estreno jueves 14 de febrero de 2019.

por: Enrique López Arvizu

Donde reina el caos.

Tras varios años buscando adaptar el manga ‘GUNNM’ de Yukito Kishiro, James Cameron se vio imposibilitado para hacerlo por el exceso de trabajo a consecuencias de sus compromisos para completar la saga de películas de ‘Avatar’, por ello, Cameron se paso al rol de productor y guionista quedando Robert Rodríguez a cargo del proyecto.

Ambientada en el futuro, después de una devastadora guerra que arrasó con las ciudades flotantes quedando solo una en pie, Zalem, donde viven la población pudiente, mientras el resto de la gente vive en una ciudad justo debajo donde sobreviven en un ambiente decadente, rodeados de escombros y desechos.

Ahí, el doctor Ido (Christoph Waltz) encuentra en el depósito de chatarra los restos de un androide con un cerebro humano en buen estado, decidiendo rearmarlo y poniéndole de nombre Alita (Rosa Salazar), que cuando despierta, deberá adaptarse a la violencia reinante en Iron City, mientras conoce a un joven que se convertirá en su primer amigo, Hugo (Keean Johnson), mientras ella busca conocer su origen y pasado.

La película es sumamente vistosa, por momentos visualmente abrumadora, donde se ha puesto especial detalle en el diseño de algunos de los lugares donde se desarrolla la acción, y sobre todo en algunos de los tantos personajes robóticos, en especial Alita, donde la captura de movimiento y el CGI complementan el trabajo de la actriz Rosa Salazar.

Los problemas principales de la película se encuentran en su caótica narrativa, tratándose de una historia compleja que se complica contarla en poco más de dos horas, resultando en un inicio donde la información aparece con demasiada rapidez, lo que se refleja en los personajes, obligando a que todo se desarrolle de manera superficial dando la sensación por momentos de que estamos viendo un resumen, donde muchas de las situaciones que se presentan apenas inician y tienen un cierre por demás abrupto. Además, la mayoría de los personajes carecen de un adecuado desarrollo, lo que se refleja en su constante cambio de decisiones y actitud ante lo que sucede, esto es visible en los personajes de Jennifer Connelly y Mahershala Ali. Otra cosa que distrae demasiado es lo poco logrado de la ambientación de Iron City, lo que se supone son los restos de una ciudad devastada por las guerras parece un gran mercado con una gran cantidad de turistas que parecen habitar otra película.

A pesar de esas y otras fallas, Rodríguez consigue dar forma a una película terriblemente entretenida, con buenas secuencias de combate y peleas, y sobre todo, consiguiendo que las secuencias del Motorball sean muy lucidoras, en un relato que se debilita por la liviandad de su historia, donde forzadamente toma total protagonismo la historia de amor por sobre todo lo demás, restándole fuerza y gracia.

Battle Angel: La última guerrera, de Robert Rodriguez reviewed by on 14 febrero, 2019 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: