Ray & Liz, de Richard Billingham

Ray y Liz (Ray & Liz, Reino Unido, 2018) / Guion y Dirección: Richard Billingham.

Reparto: Tony Way, Ella Smith, Justin Salinger, Sam Gittins, James Eeles, Michelle Bonnard, Andrew Jefferson-Tierney, James Hinton. / Fotografía: Dan Landin. Vista en la 67 Muestra Internacional de Cine en Cineteca Nuevo León.

por: Enrique López Arvizu

Retrato de familia.

Richard Billingham es un fotógrafo inglés que se volvió conocido gracias a su libro de fotografías “Ray’s A Laugh”, en el que plasma la realidad de su vida familiar cuando era apenas un adolescente, en un entorno inconveniente para cualquier ser humano, de que quiso dejar constancia para nunca más vivir en ese estado cuando fuera mayor.

Ahora siendo un adulto traslada la historia de su familia al cine, en un formato de ficción en el que complemente lo que para él debe representar una forma de exorcizar esa terrible etapa de su vida en condiciones complejas para un adolescente y un niño, como o era entonces su hermano.

Él y su familia vivían en un suburbio de Birmingham en una casa en condiciones insalubres y sobreviviendo gracias a la asistencia social, la película narra la etapa justo anterior a que Richard elaborara su conocido registro fotográfico.

La película está ‘filmada en 16mm por lo que su visualización en pantalla es a través de un cuadrado, que refuerza esa sensación de incomodidad y opresión de los jóvenes adolescentes, en un registro que trata de imitar la textura de las fotografías, en este caso a cargo de Dan Landin.

La historia inicia cuando su padre ya es un hombre mayor, enfermo y que vive sólo en un diminuto departamento plagado de moscas y otros insectos, con apenas una pequeña ventana, dónde día a día sigue una penosa rutina que inicia temprano bebiendo vaso tras vaso de un vino nada apetecible. La película se centra, a través de varios flashbacks, en mostrar la dinámica que seguían sus padres, mostrando la etapa de la niñez y adolescencia de Richard y su hermano menor, en una etapa marcada por el gobierno de Thatcher.

La película es compleja y dura de ver, pero lo mejor reside en que no se trata de un ajuste de cuentas de un hijo contra sus progenitores, sino una detallada radiografía de una etapa donde al director le tocó crecer, no centrándose en subrayar lo terrible que pudo haber sido, sino moviendo a una reflexión desde una mirada melancólica y desoladora.

Ray & Liz, de Richard Billingham reviewed by on 6 febrero, 2020 rated 4.0 on 5.0