Largo viaje hacia la noche, de Bi Gan

Largo viaje hacia la noche (Di qiu zui hou de ye wan / Long Day’s Journey Into Night, China-Francia, 2019) / Guion y Dirección: Bi Gan.

Reparto: Tang Wei, Sylvia Chang, Vivien Li, Huang Jue, Chen Yongzhong, Lee Hong-Chi, Luo Feiyang. / Fotografía: David Chizallet, Hung-i Yao. / Música: Lim Giong, Point Hsu. / Vista en el 39 Foro Internacional de Cine en la Cineteca Nuevo León.

por: Enrique López Arvizu

Poesía en movimiento.

“Una vez que la vi, sabía que estaba en un sueño”. Así inicia la segunda película del realizador chino Bi Gan, ‘Largo viaje hacia la noche’, que anticipa de alguna manera lo que estamos por ver en una película que derrocha belleza y destreza en su realización.

Luo Hongwu (Jue Huang), regresa a su pueblo natal en Kaili, en la provincia de Guizhou, lugar donde se desarrolla también la primera película de Bi Gan, ‘Kaili Blues’, alejado por algún motivo que no se esclarece nunca pero que podría estar relacionado con algún hecho gansteril. Así, el hombre inicia la búsqueda de una mujer a la que amó en el pasado y que dijo llamarse Wan Quiwen.

La película de Bi Gan es una constante búsqueda de los posibles alcances narrativos y estilísticos del cine, en una apuesta jugada en la que la historia que se narra termina convirtiéndose en una experiencia onírica y sensorial, a través de la hipnótica puesta en escena y de la tremenda belleza que emana de sus imágenes.

La película en su inicio se asemeja un tanto al cine del hongkonés Wong Kar-wai, donde sobresale la estilización y el colorido de las imágenes, pero conforme avanza el relato, este se torna cada vez más complejo y excepcionalmente enigmático, donde lo onírico y lo nostálgico permean cada momento que vuelve imposible definir lo “real” de lo que podría ser un sueño o un recuerdo, que lo acerca más al cine del tailandés Apichatpong Weerasethakul.

El relato arriesga sobre todo desde lo narrativo, llevando al espectador a vivir una experiencia única y totalmente sensorial, y cerrando con un imponente plano secuencia de más de 50 minutos y aparentemente sin cortes (que los debe tener más son imperceptibles), en los que no queda más que entregarse ante la destreza técnica y la avasallante belleza de sus imágenes. (Este tramo final originalmente es en 3D, pero la copia que hemos visto es en 2D).

Con dos películas, el realizador chino se erige como uno de los nuevos directores a seguir en el panorama del cine contemporáneo, gracias a su cine pleno de poesía y belleza, y visualmente poderoso.

Largo viaje hacia la noche, de Bi Gan reviewed by on 5 octubre, 2019 rated 4.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: