El atentado del siglo: Utoya, de Erik Poppe

El atentado del siglo: Utoya (Utøya 22. juli, Noruega, 2018) / Dirección: Erik Poppe.

Reparto: Andrea Berntzen, Aleksander Holmen, Brede Fristad, Ada Eide, Sorosh Sadat, Elli Rhiannon Müller Osbourne, Solveig Koløen Birkeland, Magnus Moen. / Guion: Anna Bache-Wiig, Siv Rajendram. / Fotografía: Martin Otterbeck. / Música: Wolfgang Plagge. Estreno viernes 01 de marzo de 2019.

por: Enrique López Arvizu

Desde adentro.

El 22 de julio de 2011 Noruega, uno de los países de Europa con los más altos niveles de vida, sufrió un doble ataque terrorista, un doble hecho violento que no sucedía en el país desde los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. A pesar del poco tiempo transcurrido, ya existen dos películas que registran el hecho, ‘22 de Julio’, producida por Netflix y dirigida por Paul Greengrass., y la que nos ocupa, dirigida por el noruego Erik Poppe.

La película arranca con registros documentales de los hechos, que muestran la explosión de un coche bomba en Oslo, afuera de un edificio de oficinas del gobierno, lo que sucedió después, cuando el extremista de ultraderecha Anders Behring Breivik vestido como un policía masacró a los jóvenes que participaban de un campamento organizado por el Partido Laborista en la isla de Utoya.

La película de Poppe registra el hecho en tiempo real, la masacre duró 72 minutos y durante ese tiempo, en un largo plano secuencia, la cámara acompaña a Kaja (Andrea Berntzen), quien después del inicio de los disparos busca salvaguardarse mientras busca reencontrarse con su hermana Emilie.

A diferencia de la película de Greengrass, de muy larga duración en la que en su primera parte se centra en la figura de Breivik mostrando sus preparativos y posterior armado de su defensa, permitiéndole por momentos mostrar su humanidad, en la película de Poppe tanto el asesino como todos lo hechos violentos quedan fuera de campo.

La puesta se centra seguir el derrotero que deberá enfrentar Kaja para tratar de sobrevivir, ya sea huyendo o bien escondiéndose, mientras a la distancia se escuchan las ráfagas de balazos, sus compañeros corren de un lado a otro, mientras algunos cuerpos yacen en el suelo.

La carga de tensión en algún momento llega a ser insoportable, Poppe consigue generar una verdadera atmósfera de terror a pura tensión, sin necesidad de recurrir a mostrar hechos violentos, en una película que muestra desde la clave de ficción uno de los hechos más violentos de nuestra historia reciente, que en su último tramo pierde, tanto el nivel de tensión que se cae en picada, así como un final dramáticamente muy armado, sobre todo sabiendo que la fuente es una historia real.

El atentado del siglo: Utoya, de Erik Poppe reviewed by on 1 marzo, 2019 rated 3.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: