Black Mirror: Bandersnatch, de David Slade

Black Mirror: Bandersnatch (Black Mirror: Bandersnatch, Estados Unidos, 2018) / Dirección: David Slade.

Reparto: Fionn Whitehead, Will Poulter, Asim Chaudhry, Alice Lowe, Craig Parkinson, Catriona Knox, Tallulah Rose Haddon, Laura Evelyn, Sandra Teles, Fleur Keith. / Guion: Charlie Brooker. / Fotografía: Jake Polonsky. / Música: Brian Reitzell. Estreno viernes 28 de diciembre de 2018 en Netflix.

por: Enrique López Arvizu

Un buen punto de partida.

Netflix busca dar un paso adelante en el entretenimiento casero y posicionarse por encima de sus competidores y estrena un episodio especial de la famosa serie creada por Charlie Brooker ‘Black Mirror’ con la particularidad de ser una película interactiva, es decir, el espectador juega un rol participativo al elegir, entre dos opciones, que es lo que debe hacer el personaje principal.

Si bien el formato no es del todo original, pues en años anteriores Netflix ya lo había implementado en títulos como ‘El gato con botas’, ‘Stretch Armstrong’, ‘Buddy Thunderstruck’ y ‘Minecraft: Story Mode’, todo contenido dirigido al público infantil, ahora se embarca en una apuesta mucho más que va mucho más allá y dirigida a un público mayor.

Escrita por Brooker, la historia que plantea sucede en el año 1984, por lo que se percibe esa nota de nostalgia tan de moda en algunos de los productos más exitosos de los años recientes, además de ser un año clave para situar la historia pues es la época en que empezó a florecer la industria del videojuego, además de la obvia referencia a la obra de George Orwell, el protagonista es Stefan (Fionn Whitehead) un joven que está desarrollando un videojuego partiendo de una novela compleja, lo que lo lleva a vivir un proceso que se complica cada vez más hasta ponerlo a cuestionar la realidad.

La dirección ha recaído en David Slade, quien ya había realizado el interesante episodio de la temporada 4 ‘Metal Head’, y el planteamiento es similar al de los episodios que conforman la serie, con la salvedad que rápidamente se pone en práctica la interactividad del espectador, que de inicio deberá tomar decisiones un tanto banales respecto al desayuno o música que deberá escuchar Stefan, pero que irán definiendo el devenir de la historia.

Para ello Slade filmó más de 5 horas de material para cada una de las posibles elecciones que haga el espectador, que conforme se avanza se van tornando de alguna manera un tanto más profundas, pero cada tanto el relato termina yéndose por un camino mucho menos arriesgado e interesante, para llegar a ser apenas una experiencia más cercana a un videojuego que a un producto audiovisual cinematográfico o bien televisivo.

En términos generales, la historia es poco sustanciosa y poco compleja, lo que la vuelve atractiva es la posibilidad de incidir en ella, lo que por momento llega a ser fascinante y hasta adictivo, así, ‘Bandersnatch’ no propone nada nuevo ni original, mucho menos revolucionario, ni establece el futuro inmediato de las producciones audiovisuales, pero si que significa un importante punto de partida para explorar las nuevas posibilidades que el entretenimiento digital puede llegar a ofrecer al espectador.

 

Black Mirror: Bandersnatch, de David Slade reviewed by on 3 enero, 2019 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: