El vicepresidente: Más allá del poder, de Adam McKay

El vicepresidente: Más allá del poder (Vice, Estados Unidos, 2018) / Guion y Dirección: Adam McKay.

Reparto: Christian Bale, Amy Adams, Steve Carell, Sam Rockwell, Jesse Plemons, Eddie Marsan, Alison Pill, Stefania Owen, Jillian Armenante, Brandon Sklenar, Brandon Firla, Abigail Marlowe, Liz Burnette, Matt Nolan, Brian Poth, Joey Brooks, Joe Sabatino, Tyler Perry, Bill Camp, Shea Whigham, Cailee Spaeny, Fay Masterson, Don McManus, Adam Bartley, Lisa Gay Hamilton, Jeff Bosley, Scott Christopher, Mark Bramhall, Stephane Nicoli, Kirk Bovill, Naomi Watts, Alfred Molina, Lily Rabe. / Fotografía: Greig Fraser. / Música: Nicholas Britell. Estreno viernes 01 de febrero de 2019.

por: Enrique López Arvizu

Ambición de poder.

Tras su paso como realizador de varias comedias protagonizadas por Will Ferrell y la apabullante ‘The Big Short’, donde de manera mordaz explicaba el como de la crisis financiera de 2008, ahora se centra en narrar la historia del que ha sido el vicepresidente más poderoso de los Estados Unidos.

De manera similar a lo realizado en su película anterior, es decir con un humor incisivo, McKay da un repaso a la carrera política de Dick Cheney, interpretado de manera soberbia por Christian Bale con algunos kilos de más y un eficiente trabajo de maquillaje, en un relato que alterna los momentos decisivos de su etapa como vicepresidente de George W. Bush (Sam Rockwell), así como algunos aspectos de su vida familiar al lado sobre todo de su esposa (Amy Adams).

La película se encarga de remarcar la personalidad de Cheney, la manera en como arriba a los puestos de gobierno, y como inicia su escalada, desde la administración de Nixon siendo un simple asistente, repasando su etapa como CEO de la empresa petrolera Halliburton en los años 90, y su regreso a la actividad pública como vicepresidente de Bush hijo.

La película narra todos estos hechos de la historia reciente de manera astuta, apoyándose en un riguroso ejercicio de montaje, sin duda de las principales virtudes del filme, en donde los diálogos correspondientes a cierta época se apoyan con imágenes pertenecientes a otro contexto que son insertadas amplificando el sentido de lo que se dice de manera brillante, centrándose en el momento de máximo poder de Cheney, su decisión de atacar Irak ante el pretexto de las supuestas armas de destrucción masiva jamás encontradas.

El relato es llevado por una narración en off que es a la vez un personaje que en algún momento toma relevancia, en un interesante juego que termina de una manera un tanto mezquina, lo mismo sucede con las escenas de los focus group, donde en una escena post créditos la película muestra su postura ante el actual gobierno, si bien la manera es un tanta subrayada y obvia.

A diferencia de su película anterior, ante el exceso de información McKay no consigue insertarla toda de manera tan eficaz, todos los hechos relevantes son mostrados de manera intercalada y no siempre se consigue el efecto deseado ante le necesidad de insertar chistes todo el tiempo, en una película que es un interesante ejercicio de investigación que por momentos se convierte en una experiencia fascinante, aunque en otros momentos llega a ser un tanto agobiante.

El vicepresidente: Más allá del poder, de Adam McKay reviewed by on 1 febrero, 2019 rated 3.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: