Cómprame un revólver, de Julio Hernández Cordón

Cómprame un revólver (Cómprame un revólver, México-Colombia, 2018) / Guion y Dirección: Julio Hernández Cordón.

Reparto: Matilde Hernández, Ángel Leonel Corral, Fabiana Hernández, Jhoan Martinez, Wallace Pereyda, Sostenes Rojas, Oswaldo Sanchez, Mariano Sosa, Rogelio Sosa, Ángel Rafael Yanez. / Fotografía: Nicolas Wong. / Música: Alberto Torres. Estreno viernes 10 de mayo de 2019.

por: Enrique López Arvizu

Crecer en tiempos violentos.

La nueva película de Julio Hernández Cordón lo hace volver a México, tras ‘Te prometo anarquía’, ahora con una historia que refleja en un futuro próximo, como es crecer en medio de la violencia imperante en el país.

La historia se ubica en un futuro incierto, en un lugar no determinado de México donde el narco se ha impuesto y es quien manda por sobre todos, la protagonista es la pequeña Huck, una niña que habita un camper junto a su padre, de quien piensa que cuenta con una espectacular suerte, en un lugar desolado, él además de tocar la trompeta y consumir algunas drogas, cuida un campo de beisbol donde los matones pasan un rato de esparcimiento, mientras Huck suele juntarse con un grupo de amigos, tres niños que han quedado solos y que buscan en algún momento aplicar su justicia, según su punto de vista.

Pero tras matar a uno de los cabecillas narcos para defender a su hija, el hombre es acosado por los narcos que le exigen que al día siguiente debe acudir junto a su grupo musical a amenizar una fiesta acompañado de su hija, donde el tratará proteger por sobre todas las cosas a la pequeña, luego de que en el pasado le han arrebatado a su hija mayor y a su esposa.

Coqueteando con diferentes géneros como la ciencia ficción y lo fantástico, la película de Hernández Cordón es una rareza que no termina por adherirse del todo a los tópicos propios de cada género, pero tampoco se muestra complaciente al no permitir que el regodeo en la violencia ni el miserabilismo tan propio del cine latinoamericano se convierta en la parte vital de su relato.

La película cuenta con un tono relajado, incluso por momentos más lúdico, pese a la crudeza de la historia que se relata, y es que se adapta perfectamente a la mirada infantil del personaje central de la pequeña, quien lo narra desde su particular perspectiva, dandole cabida momentos de humor y aventuras, pero al mismo tiempo consigue momentos de total tensión ante la dura realidad mostrada.

Hernández Cordón se confirma como un solido narrador, que además demuestra que es capaz de narrar este tipo de historias sin recurrir a manipulaciones ni malas artes, haciéndolo de manera contundente pero también de manera original.

Cómprame un revólver, de Julio Hernández Cordón reviewed by on 10 mayo, 2019 rated 4.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: