La boda de mi mejor amigo, de Celso R. García

La boda de mi mejor amigo (La boda de mi mejor amigo, México, 2019) / Dirección: Celso R. García.

Reparto: Ana Serradilla, Miguel Ángel Silvestre, Carlos Ferro, Natasha Dupeyrón, Patricia Bernal, Mónica Huarte, Minnie West, Alex Marín y Kall, Pedro Mira, Reynaldo Rossano. / Guion: Gabriel Ripstein (Remake: Ronald Bass). / Fotografía: Emiliano Villanueva. / Música: Dan Zlotnik. Estreno jueves 14 de febrero de 2019.

por: Enrique López Arvizu

Contra los prejuicios.

‘La boda de mi mejor amigo’, la película de 1997 dirigida por P.J. Hogan fue una película que supo desmarcarse del grueso de las comedias románticas, marcó a toda una generación, era un producto muy disfrutable y contiene algunas escenas que permanecen en el inconsciente colectivo, sobre todo gracias al gran aporte de Rupert Everett. La noticia de una adaptación mexicana encendió las alarmas de un previsible desastre, reforzado por los magros resultados del cine nacional en cuanto a las comedias románticas y el exceso de malos remakes.

Pero Sony tomó algunas buenas decisiones de entrada que, contra todos los pronósticos, la terminan salvando, primero, la elección de Celso R. García como director, quien ya había demostrado su buena mano en su ópera prima, ‘La delgada línea amarilla’, segundo, el guionista, Gabriel Ripsten, quien realiza una aceptable adaptación de la historia, y tercero, el reparto, quienes en menor o mayor medida, sobre todo Ana Serradilla y el inabarcable carisma de Miguel Ángel Silvestre, ayudan a elevar el resultado final de esta versión.

La historia es prácticamente la misma de la original, Julia, una mujer de 35 años (Serradilla), crítica gastronómica, se entera que su mejor amigo Manuel (Carlos Ferro) está por casarse y le ha pedido lo acompañe, imposibilitado cumplir la promesa hecha por ambos de que si permanecían solteros a los 35 años se casarían, Julia se da cuenta que tiene una última oportunidad para conquistarlo y viaja con la firme idea de intentarlo, pero al conocer a la novia ( Natasha Dupeyrón), por lo que debe recurrir a la ayuda de su amigo Jorge (Silvestre).

La versión mexicana toma pocos riesgos al no presentar cambios significativos en la trama o personajes, es decir, casi se ha vuelto a realizar la película con las debidas adaptaciones a los lugares y sobre todos, los diálogos y canciones que se cantan, de ahí en más, se respeta en exceso el material original, aunque presentado sin mayores sutilezas.

Ana Serradilla consigue una performance discreta pero efectiva, sin buscar la imitación logra que su personaje funcione, Dupeyrón se queda a mitad de camino sin llegar a deslucir, mientras que Ferro aporta poco más que su mera presencia, mientras que Miguel Ángel Silvestre es quien se roba la atención en cada escena que aparece, siendo el punto más alto de esta adaptación, como sucedía con el mismo personaje en la película original.

Las comparaciones son odiosas e inevitables, pero más allá de ser casi un calco de su fuente, esta versión es efectiva sobre todo para aquel que desconozca la otra película, y funciona gracias al material original aunque el no asumir riesgo alguno le resta méritos, y si bien no todas las secuencias están a la altura de lo esperado y algunas son de verdadera pena ajena, esta adaptación se coloca bastante lejos del desastre previsto.

La boda de mi mejor amigo, de Celso R. García reviewed by on 14 febrero, 2019 rated 2.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: