La monja, de Corin Hardy

La monja (The Nun, Estados Unidos, 2018) / Dirección: Corin Hardy.

Reparto: Taissa Farmiga, Demian Bichir, Bonnie Aarons, Charlotte Hope, Ingrid Bisu, Jonas Bloquet, Jonny Coyne, Manuela Ciucur, Jared Morgan, Sandra Teles, Boiangiu Alma, Laur Dragan. / Guion: Gary Dauberman (Historia: James Wan, Gary Dauberman). / Fotografía: Maxime Alexandre. / Música: Abel Korzeniowski. Estreno viernes 07 de septiembre de 2018.

por: Enrique López Arvizu

Un demonio suelto en la abadía.

Cuando en ‘El conjuro 2’ apareció brevemente el personaje de la monja o el demonio Valak, que también tuvo una fugaz aparición en ‘Annabelle 2’, parecía que las condiciones estaban dadas para añadir una nueva ramificación al universo de horror creado por James Wan, a la par, las expectativas eran muy grandes, acordes a la calidad del resto de los cuatro filmes previos, pero el resultado final es decepcionante.

En un breve pero efectivo prólogo, vemos como en una vieja y lejana abadía ubicada en algún pueblo de Rumanía, una monja decide quitarse la vida antes de ser poseída por un atemorizante demonio. Ante el hecho, el Vaticano decide enviar al padre Burke (Demián Bichir) acompañado por la joven hermana Irene (Taissa Farmiga), quien aun no tomado sus votos.

Ambos serán conducidos a la abadía por Frenchie (Jonas Bloquet), un joven del lugar quien fue quien descubrió el cadáver. Mientras el padre Burke indaga con la madre superiora, Irene conoce a la hermana Oana (Ingrid Bisu), quien como testigo de los hechos le contará lo que sabe acerca del demonio que las atemoriza.

Si bien el breve prólogo ya mencionado consigue ser efectivo y contiene uno de los mejores momentos de la película, el resto del relato no logra llegar a dichas alturas, mucho en parte por un guion flojo y otro tanto como consecuencia de la puesta en escena de Hardy, la cual no logra nunca generar algún momento de tensión que se le acerque a lo experimentado en las dos entregas de ‘El conjuro’.

El poco rigor de Hardy en su puesta en escena traerá como consecuencia que ‘La monja’ no consiga emparentarse con el universo establecido en las otras cuatro películas, tampoco consigue imponer el tono adecuado lo que genera que algunos momentos pretendidamente de horror se conviertan en humor involuntario, mientras que la mayoría de las secuencias se conforman por tópicos muy vistos, así como el blando trazo de los personajes principales, dos seres atormentados con culpas y dudas a cuesta, lo que al final no termina por incidir demasiado en el relato.

Hardy recurre al susto fácil y prescinde de las escenas de larga duración que desbordaban tensión, por el contrario, ahora el horror se persigue a golpe de efectos, y la débil historia que se narra de manera poco efectiva no ayuda a elevar una película que, a pesar del esfuerzo de sus protagonistas, se queda lejos de emular al muy logrado y sofisticado universo creado por James Wan.

 

La monja, de Corin Hardy reviewed by on 7 septiembre, 2018 rated 2.5 on 5.0
Ver sitio para móvil
%d personas les gusta esto: