Gonjiam: Hospital maldito, de Jeong Beom-Sik

Gonjiam: Hospital maldito (Gonjiam: Haunted Asylum, Corea del Sur, 2018) / Dirección: Jeong Beom-Sik.

Reparto: Lee Seung-Wook, Mun Ye-Won, Park Ji-Hyun, Park Sung-Hoon, Wi Ha-Joon. / Guion: Jeong Beom-Sik, Park Sang-min. / Fotografía: Yoon Byung-Ho. Estreno viernes 23 de noviembre de 2018.

por: Enrique López Arvizu

Terror en el psiquiátrico.

El subgénero del metraje encontrado en el terror no se agota, aunque ha sido sobre explotado y hemos visto decenas de películas que abusan del recurso sin aportar mayor novedad, se siguen produciendo películas que hacen uso de ello y obtienen buenos resultados en la taquilla, es el caso de ‘Gonjiam’.

El Hospital Psiquiátrico de Gonjiam fue cerrado en los años setenta tras un hecho inexplicable en el que todos los pacientes aparecieron muertos y la directora del lugar desapareció sin dejar rastro alguno, a través de los años el edificio en abandono se ha ganado la fama de ser uno de los sitios con mayor actividad paranormal.

Luego de recibir un vídeo de unos jóvenes que desaparecen en el lugar tras intentar abrir la habitación 402, un programa de internet especializado en temas de horror decide realizar una investigación en el lugar y transmitirla de manera directa a través de internet, para ello se selecciona a un grupo de personas a las que se equipa con cámaras y micrófonos más algunas situaciones pre armadas para enganchar espectadores, pero cuando empiezan a suceder cosas sin explicación, ellos saben que alguien o algo más les acompaña dentro del abandonado hospital.

Casi sin novedad alguna y con algunas situaciones que irremediablemente evocan a ‘The Blair Witch Project’, ‘Gonjiam’ es una película que resultó exitosa en su país de origen, narrando su historia de una manera clásica y con algunos golpes de efecto que generan sobresaltos en los espectadores más despistados.

Pero a su favor, el relato presenta algunas secuencias bien logradas, donde el terror hace su aparición con momentos de plena tensión sabiendo aprovechar las bondades de una locación poderosa y acorde al género y, sobre todo, saber aprovechar las diferentes cámaras/puntos de vista.

Entretenida todo el tiempo, ligera, con la dosis necesaria de humor y una buena cuota de sustos bien armados, ‘Gonjiam’ funciona, sin ser una gran película, como un buen ejemplo del uso del found footage en el terror.

 

Gonjiam: Hospital maldito, de Jeong Beom-Sik reviewed by on 23 noviembre, 2018 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: