Angelo, de Markus Schleinzer

Angelo (Angelo, Austria-Luxemburgo, 2018) / Dirección: Markus Schleinzer.

Reparto: Makita Samba, Alba Rohrwacher, Larisa Faber, Kenny Nzogang, Lukas Miko, Gerti Drassl, Michael Rotschopf, Jean-Baptiste Tiemele, Christian Friedel, Marisa Growaldt. / Guion: Alexander Brom, Markus Schleinzer. / Fotografía: Gerald Kerkletz. Vista en la 66 Muestra Internacional de Cine en Cineteca Nuevo León.

por: Enrique López Arvizu

Vivir como objeto.

La segunda película de Markus Schleinzer se basa en una historia real del siglo XVIII y pretende ser un alegato en contra del racismo europeo, el de entonces y el actual, que se queda en la superficie.

La historia se centra en Angelo, un hombre negro nacido en África y llevado a los 10 años a Europa, más concretamente a Viena, establecido desde entonces dentro de la corte de la nobleza en la que siempre sirvió más como curiosidad o atracción que como sirviente común.

Pero cuando, con el paso del tiempo, Angelo pretende liberarse y vivir una vida normal, en pareja y formar una familia, todo mundo le da la espalda haciéndole sentir su rechazo y desprecio al no servirles ya como la atracción que solía ser.

Dividida en 3 capítulos, cada una correspondiente a cada etapa en la vida de Angelo, su infancia, juventud y adultez, la película de Scheleinzer replica con detalle ese mundo al que el infante fue insertado de manera obligada a ser algo muy ajeno a su naturaleza.

El relato se desarrolla en un mundo opulento e ilustrado, y en la película se muestra de manera puntual, todo narrado con rigor y sobriedad dejando que fluya una atmósfera que se percibe distante y con mucha frialdad, lo que dificulta la plena identificación del espectador con lo que se narra.

La película se torna por momentos incómoda y fatigosa, si bien el discurso del realizador es contundente y actual, su visionado se vuelve una experiencia cansina y poco estimulante.

Angelo, de Markus Schleinzer reviewed by on 13 junio, 2019 rated 2.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: