An Elephant Sitting Still, de Hu Bo

An Elephant Sitting Still (Da xiang xi di er zuo, China, 2017) / Guion y Dirección: Hu Bo.

Reparto: Yu Zhang, Yuchang Peng, Uvin Wang, Congxi Li. / Fotografía: Fan Chao. Competencia Largometraje Internacional Ficción 14 Festival de Monterrey.

por: Enrique López Arvizu

Monumental y única.

La ópera prima del realizador chino Hu Bo es una película muy peculiar en muchos sentidos, ya que es también su última película, y es además un relato que cobra otro significado cuando el espectador, después de verla, conoce detalles personales de la vida del director.

La película es una obra monumental y no precisamente por su duración, 230 minutos, sino por las decisiones tomadas por Hu Bo para contar una historia compleja, narrada con innumerables riesgos, pero con una solvencia extraordinaria.

La historia se sitúa en una ciudad de China, una gris y caótica donde sus habitantes se sienten aprisionados, sofocados y con un nada agradable porvenir. Ellos son un adolescente que se mete en un problema en la escuela por ayudar a un amigo, una compañera de él que sufre cuando un video donde se la ve con un profesor de la escuela se vuelve viral, un hombre cuyo mejor amigo se suicida al encontrarlo con su mujer y un viejo que será enviado por su familia a un asilo lo que le impedirá ver crecer a su nieta.

Desde el inicio del día hasta el anochecer, Hu Bo acompaña a sus personajes a través de largos planos secuencia filmados de manera sólida y que consigue que el espectador se transporte junto a esos seres desesperanzados, quienes vivirán un día lleno de problemas y que en algún momento sus caminos se verán entrelazados, buscando escapar de una ciudad que no les brinda perspectiva ni ilusión, tratando de viajar a Manzhouli y poder ver al gran elefante sentado, probable metáfora de su país, que crece sin control y sin miramientos.

Hu Bo consigue un oscuro drama con tintes de policial negro y con mucho del estilo de algunos cineastas chinos como Jia Zhang Ke, un relato poderoso que acompaña a sus personajes logrando transmitir la desesperación, el miedo y el desaliento por el que les toca vivir.

La película es extraordinaria, incómoda pero atrapante y nada complaciente, narrada con un rigor impensado para una primera película, que lamentablemente ha resultado también su despedida del mundo, ya que Hu Bo decidió quitarse la vida al poco tiempo de terminar la filmación.

An Elephant Sitting Still, de Hu Bo reviewed by on 22 agosto, 2018 rated 4.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: