Ella es Ramona, de Hugo Rodríguez

Ella es Ramona (México, 2015) / Dirección: Hugo Rodríguez.

Reparto: Andrea Ortega Lee, Daniel Giménez Cacho, María Rojo, Julio Bekhor, Leticia Huijara, Lila Aviles, Juan Carlos Colombo, Patricia Garza, Johanna Murillo, Alenka Rios, Darío T. Pie, Lilia Ortega, Gabriela Murray, Alessandra Pozzo, Enrique Arreola, Ricardo Palacios, Jimena Guerra, Paulo Galindo / Guión: Beto Cohen, Hugo Rodríguez / Fotografía: Hugo Rodríguez / Música: Federico Bonasso. Estreno jueves 10 de septiembre de 2015.

1

por: Enrique López Arvizu

Gordura feliz.

Siendo México el país con la mayor cantidad de personas obesas en el mundo no es raro ver que el tema ha llegado a las historias cinematográficas, ya que el año pasado se estrenó ‘Paraíso’ de Mariana Chenillo, y este año llega ‘Ella es Ramona’ de Hugo Rodríguez (Nicotina), lamentablemente el delicado tema sólo ha podido generar comedias fallidas donde la gordura es mero pretexto para causar gracia con un discurso progre escondido detrás de un humor pretendidamente reflexivo e incluyente.

Ramona es una mujer obesa y muy guapa, una gordibuena en términos coloquiales, que creció víctima de bullying por parte de su hermana menor y una amiguita insoportable, además es muy supersticiosa, pues de niña cree haber contribuido a la muerte de su padre al desear que cesaran las cada vez más fuerte y frecuentes peleas entre él y su madre.

Ya adulta, Ramona trabaja como asistente en una empresa de belleza, de donde será echada cuando extranjeros tomen el control total del negocio, con el pretexto de su gordura pero con una sustanciosa compensación por parte de su jefe transa, para luego intentar darle rumbo a su vida, como siempre, consultando el horóscopo y pidiendo deseos a unos escarabajos mágicos que le vende una extraña tarotista.

Si la película de Rodríguez fuese el episodio piloto de una serie de televisión el resultado sería por lo menos aceptable, pero siendo una obra cinematográfica deja mucho que desear, ya que se abusa de una voz en off omnipresente, (nunca pasan más de 3 minutos en la que no se la escuche), el prólogo de la niñez de Ramona parece interminable (dura alrededor de 30 minutos), hay demasiados flashbacks sin sentido y que cuentan siempre lo mismo, unos gráficos más propios de las series de Eugenio Derbez y un final que subraya la moraleja del cuento.

La gran virtud del film es la presentación en la gran pantalla de Andrea Ortega Lee, una agradable actriz que ha logrado posicionarse en el stand up y ahora da el salto al cine en una película que no consigue eludir los más obvios clichés posibles, como ejemplo, el apellido de Ramona es Godínez.

Aunque el acabado visual de la película es vistoso y acorde a la historia que se cuenta, lo recursos narrativos no ayudan a seducir al espectador, en un producto que sin duda funcionaría mucho mejor como un programa seriado para la televisión.

Ella es Ramona, de Hugo Rodríguez reviewed by on 10 septiembre, 2015 rated 2.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: