¡Shazam!, de David F. Sandberg

¡Shazam! (Shazam!, Estados Unidos, 2019) / Dirección: David F. Sandberg.

Reparto: Zachary Levi, Jack Dylan Grazer, Mark Strong, Asher Angel, Grace Fulton, David J. MacNeil, Michelle Borth, Djimon Hounsou, Adam Brody, Ross Butler, Natalia Safran, Marta Milans, D.J. Cotrona, Ian Chen, Cassandra Ebner. / Guion: Henry Gayden, C.C. Beck, Bill Parker (Historia: Henry Gayden, Darren Lemke). / Fotografía: Maxime Alexandre. / Música: Benjamin Wallfisch. Estreno viernes 05 de abril de 2019.

por: Enrique López Arvizu

Crecer de golpe.

DC aprendió la lección, aligeró el tono de sus películas y ahora con ¡Shazam! encadena su tercer acierto tras ‘Wonder Woman’ y ‘Aquaman’, con una película que es una efectiva comedia que sabe mirar hacia el pasado, hacia el cine familiar que se realizaba en los años ochenta.

Billy Batson (Asher Angel) es un adolescente huérfano que busca reencontrarse con su verdadera madre, de quien se soltó de su mano hace unos años y no volvió a ver, pero Billy es acomodado en una nueva familia, la cual lideran una pareja de ex huérfanos, y que cuenta con otros 5 chicos a su cargo.

Pero un día, Billy es elegido por el útimo gran mago (Djimon Hounsou) como su sucesor, y al decir el nombre de este, Shazam, adquiere sus poderes y habilidades con el fin de mantener en orden y proteger a la humanidad, pero todo se complica cuando aparece un resentido tipo rechazado siendo un niño, el Dr. Thaddeus Sivana (Mark Strong) quién buscará apropiarse de los nuevos poderes de Billy, quien deberá aprender a ser un héroe y comportarse como tal.

‘Shazam’ es, ante todo, una efectiva comedia que toma como modelo de inspiración ‘Quisiera ser grande’ (Big), la película de 1988 protagonizada por Tom Hanks, consiguiendo ser en sus mejores momentos una notable Coming-of-age que sabe bien explotar a sus personajes, sus situaciones y sus diálogos.

También funciona bien como película de origen que sabe perfectamente bien el lugar que ocupa dentro de su universo particular, lo que le permite no tomarse tan serio y saber reírse de sí misma, y en la que caben constantes referencias y guiños para complacer a la fanaticada.

Si acaso, lo que más le juega en contra a ¡Shazam! es su tono que por momentos se torna muy infantil, y el no muy logrado acabado de los monstruos, pero más allá de eso, se trata de una feliz y divertida adaptación hecha con mucho ingenio y corazón.

¡Shazam!, de David F. Sandberg reviewed by on 5 abril, 2019 rated 3.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: