X-Men: Días del futuro pasado, de Bryan Singer

X-Men: Días del futuro pasado (X-Men: Days of Future Past, Estados Unidos, 2014) Director: Bryan Singer / Reparto: James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Ian McKellen, Patrick Stewart, Hugh Jackman, Ellen Page, Shawn Ashmore, Omar Sy, Peter Dinklage, Evan Peters, Halle Berry, Lucas Till, Daniel Cudmore, Booboo Stewart, Bingbing Fan, Adan Canto, Josh Helman, Larry Day, Amelia Giovanni. / Guión: Simon Kinberg (Historia: Simon Kinberg, Matthew Vaughn, Jane Goldman). / Fotografía: Newton Thomas Sigel / Música: John Ottman. Fecha de estreno 22 de mayo de 2014.

1

por: Enrique López Arvizu

Volver al futuro pasado.

Bryan Singer regresó a la silla de director para apuntalar la franquicia de los hombres mutantes, luego que en la entrega anterior, dirigida por Matthew Vaughn, había escrito la historia y fue uno de los productores del film.

En esta ocasión estamos en un futuro no muy lejano y bastante devastado, tanto los mutantes como los humanos están siendo exterminados por los Centinelas, una especie de robot desarrollados para eliminar a todo mutante sobre la tierra.

Para evitar el genocidio, Magneto y el Profesor X deciden que la mejor opción es enviar a Wolverine al pasado, al año 1973, donde deberá convencer a los jóvenes Eric y Charles, uno encarcelado en el Pentágono y el otro adicto a una sustancia que le permite caminar pero le mengua sus poderes, a evitar que Mystique asesine a Bolivar Trask (el excepcional Peter Dinklage), quién es el que ha diseñado a los Centinelas.

Narrativamente ésta es la película más ambiciosa de la saga, y Singer sale avante ante tan complicada empresa, consigue en Days of Future Past equilibrar a la perfección las escenas de acción con comedia e intriga a la vez, y sale bastante bien librado del periplo temporal que se antojaba un tanto complicado de narrar, según algunos sufridos fans.

Singer sabe perfectamente cómo mantener la tensión y el equilibrio entre las temporalidades del relato,  marcando con gran acierto el contraste entre el desesperanzado y apocalíptico mundo futuro ante los luminosos años 70, con bastantes guiños y referencias a momentos de las películas anteriores

Sin embargo, lo que más se destaca en Days of Future Past es su muy acertado casting: Michael Fassbender y James McAvoy bordan a la perfección su interpretación y dotan de increíble humanidad a sus disímiles personajes (Magneto y el Profesor X, respectivamente), a esto hay que agregar la química en pantalla entre ambos, que al fin y al cabo están representando a dos tipos que fueron grandes amigos, (y aún y todo lo posterior, siempre lo siguen siendo).

A pesar de que el personaje que más aparece en pantalla es el Wolverine/Logan de Hugh Jackman, casi siempre muy divertido y efectivo, es Mystique/Raven de Jennifer Lawrence quién verdaderamente se apodera del protagonismo del relato, el conflicto gira por completo alrededor de ella y la laureada actriz sabe sacarle bastante provecho.

Otro momento glorioso a destacar es la aparición de Evan Peters como Quicksilver, en un destornillante y extraordinario momento de comedia física y acción, sin duda lo mejor de la película.

En un acierto más, la ambientación en los años 70s es totalmente plausible, no sólo los decorados o los vestuarios, sino el manejo de la imagen o los cambios de formato a lo que hay que agregar el buen uso de las referencias históricas que dotan de completa verosimilitud lo que estamos viendo en pantalla.

Después de la buena película que fue First Class, la saga se ha revitalizado del todo, ahora queda esperar lo que sigue. El apocalipsis, parece.

X-Men: Days of Future Past es bastante divertida, con actuaciones muy por encima de la media y realizada con bastante amor por el género. Esto se nota y se agradece. Un disfrute total. Y no se vayan hasta que finalicen los créditos!

[Calificación: 8/10]

%d personas les gusta esto: