X-Men: Apocalipsis, de Bryan Singer

X-Men: Apocalipsis (X-Men: Apocalypse, Estados Unidos, 2016) / Dirección: Bryan Singer.

Reparto: Michael Fassbender, James McAvoy, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Oscar Isaac, Rose Byrne, Evan Peters, Sophie Turner, Tye Sheridan, Josh Helman, Kodi Smit-McPhee, Lucas Till, Alexandra Shipp, Olivia Munn, Lana Condor, Hugh Jackman, Stan Lee. / Guión: Mike Dougherty, Dan Harris, Bryan Singer, Simon Kinberg. / Fotografía: Newton Thomas Sigel. / Música: John Ottman. Estreno jueves 19 de mayo de 2016.

1

por: Enrique López Arvizu

Apocalipsis ahora.

La saga de superhéroes más longeva, y la que además replanteo la mirada cinematográfica hacia el universo de los mismos, empieza a mostrar ciertas señales de agotamiento en esta sexta entrega, o tercera de la renovación o reinicio y sin contar los spin off, resultando tal como lo define el personaje de Jean Grey en una escena de esta misma película, quien luego de ver con sus compañeros mutantes en el cine ‘El regreso del Jedi’, discuten sobre cuál es la mejor película de la saga ‘Star Wars’ hasta entonces, sentenciando Jean que siempre la tercera parte es la peor.

Y si bien dicha línea era un palo teledirigido a ‘X-Men: The Last Stand’, la película dirigida por Brett Ratner, puede también aplicarse a ‘X-Men: Apocalypse’, una película que desatiende algunos de los muchos logros que había acumulado la saga y que además empieza a volverse repetitiva y cíclica.

Esta nueva entrega, con un extenso prólogo que continúa lo mostrado en la escena post créditos de ‘X-Men: Days of Future Past’ explicando los orígenes del nuevo villano llamado Apocalipsis (Oscar Issac) en el antiguo Egipto, sucede en los años 80, con múltiples referencias culturales a esa época y otros tantos guiños a los fanáticos de la saga, y con muchos, muchos personajes nuevos.

Tras diez de años de paz con los humanos, el profesor Charles Xavier (James McAvoy) ha reiniciado las labores de su escuela con la ayuda de Hank Pym (Nicholas Hoult), mientras la doctora Moira MacTaggert (Rose Byrne) en una investigación en El Cairo es testigo del renacer de un antiguo dios todopoderoso, Apocalipsis, que tras despertar decide limpiar la Tierra de las malas decisiones de los humanos aniquilándolos y arrasando todo los construido por ellos.

Para ello debe hacerse de sus nuevo cuatro jinetes, reclutando a los primeros mutantes que se topa en el camino, Storm, Psylocke y Angel, de los que nunca se entiende por qué deciden acompañar al villano,  además de, como no, al una vez más atormentado (y van…) Magneto (Michael Fassbender), quien después de un autoexilio en Polonia y tras sufrir la pérdida de seres queridos, renace su furia contra la raza humana y acepta ser uno más (penoso) de los que acompañen a Apocalipsis en su malévolo plan.

Para enfrentarlo, además del profesor Xavier y Bestia, reaparece Raven/Mystique, quien el 90% de la película aparece con la cara de Jennifer Lawrence, regresa Quicksilver (Peter Evans), con otra secuencia divertida pero que deja la sensación de deja vu, y la reincorporación de personajes como Havok, Nightcrawler, Jean Grey (una desangelada Sophie Turner) y Cyclops, el mejor de los “nuevos” personajes, encarnado por Tye Sheridan, donde el relato pierde bastante gastando mucho tiempo en la presentación de cada uno de ellos.

2

El principal fallo de esta nueva entrega de la patrulla mutante es que apuesta todo a los efectos visuales y el CGI, quedando olvidadas las escenas de buenos diálogos de entregas pasadas siendo sustituidas por escenas donde los personajes rompen todo de manera espectacular, el otro gran fallo, el villano, Apocalipsis, siendo un ser todopoderoso, resulta ser un personaje monótono, plano y que, lo peor, condena a Magneto, uno de los personajes clave de la saga, a un segundo plano mostrándolo desdibujado y sin la fuerte presencia que solía mostrar en las entregas pasadas.

Hay además un exceso de personajes que genera que no todos sean bien aprovechados, por ejemplo a los villanos Angel y Psylocke les falta desarrollo, lo mismo que al de Jean Grey, personaje clave de la saga que tiene protagonismo absoluto en el final pero antes apenas tiene un par de secuencias, o la pelea con Apocalipsis, la cual se siente falta de ritmo, caótica y con muchos personajes que simplemente observan sin entrar en la acción, y Mystique, ausente casi siempre y una Jennifer Lawrence que parece no disfrutar lo que hace, además la forzosa aparición de Logan.

Pero también hay que decir que ‘X-Men: Apocalypse’ está bastante lejos de ser un desastre, a su favor las infaltables cuotas de humor, los incontables guiños a los fanáticos (esa X gigante), y la presencia de Quicksilver y Cyclops. Quizá no está al gran nivel de las primeras dos entregas ni al de las dos más recientes, sino como ya lo dijo Jean Grey, que las terceras partes siempre son las peores. Los X-Men lucen agotados y no les vendrían mal unas buenas vacaciones. Y sí, hay escena post créditos.

 

X-Men: Apocalipsis, de Bryan Singer reviewed by on 18 mayo, 2016 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: