Wonderstruck: El museo de las maravillas, de Todd Haynes

Wonderstruck: El museo de las maravillas (Wonderstruck, Estados Unidos, 2017) / Dirección: Todd Haynes.

Reparto: Oakes Fegley, Julianne Moore, Millicent Simmonds, Michelle Williams, Jaden Michael, Amy Hargreaves, Cory Michael Smith, Tom Noonan, Marko Caka, James Urbaniak, Hays Wellford, Morgan Turner, Ekaterina Samsonov, Raul Torres, John P. McGinty, Mark A. Keeton. / Guion: Brian Selznick (Novela: Brian Selznick). / Fotografía: Edward Lachman. / Música: Carter Burwell. Estreno viernes 19 de enero de 2018.

0

por: Enrique López Arvizu

La entrañable imaginación.

Con un notorio cambio de registro respecto a su anterior película, ‘Carol’, Todd Haynes filma una historia basada en la novela de Brian Selznick, una película para toda la familia, pero muy a la manera de su director.

La película narra en paralelo dos historias que suceden en dos momentos diferentes, una de ellas sucede en 1927, filmada en blanco y negro y silente, narra la historia de una niña llamada Rose (Millicent Simmonds),, quien es sorda y vive con su padre estricto y que no le pone demasiada atención, está obsesionada con la actriz Lillian Mayhew (Julianne Moore), de quien gusta ir al cine a ver sus películas, y que está por estrenar una obra en Broadway, por lo que Rose decide ir a Nueva York a buscarla.

La otra historia sucede en 1977, Ben (Oakes Fegley) es un chico que pierde el oído tras una tormenta, que al perder a su madre (Michelle Williams) decide ir a Nueva York a buscar a su padre, teniendo como única referencia un libro que él compró y el nombre y ubicación de la librería, donde deberá superar la dificultad que le muestran las calles de una ciudad que pasa por un momento poco amable.

Utilizando múltiples maquetas, música de Bowie y referencias típicas de su cine, Haynes narra con estilo y personalidad dos historias que en algún momento del relato coincidirán, en una película con un candor e imaginación poco habitual en esta época.

Además de recrear al detalle ambas épocas, la narración que viaja de una a otra constantemente consigue ser fluida, ensambladas por una banda sonora atractiva, y a pesar de que lo que sucede en 1927 es prácticamente mudo y una buena parte de la película no tiene diálogos, está narrada de una manera que logra unir las diferentes piezas que conforman el entrañable relato.

La película está llena de sensibilidad y emociones genuinas, como buena parte de la filmografía de Haynes, que consigue un filme palpitante y conmovedor y que cautiva lo mismo al público más pequeño como a los adultos.

 

Wonderstruck: El museo de las maravillas, de Todd Haynes reviewed by on 20 enero, 2018 rated 4.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: