Transformers: La era de la extinción, de Michael Bay

Transformers: La era de la extinción (Transformers: Age of Extinction, Estados Unicos, 2014) Director: Michael Bay / Reparto: Mark Wahlberg, Nicola Peltz, Jack Reynor, Stanley Tucci, Kelsey Grammer, Sophia Myles, Victoria Summer, T.J. Miller, Han Geng, Li Bingbing, Brenton Thwaites, Cleo King, Titus Welliver, Teresa Daley, Michael Wong. / Guión: Ehren Kruger. / Fotografía: Amir Mokri / Música: Steve Jablonsky. Pre-estrenos: 2, 3 y 6 de julio. Fecha de Estreno en México: 10 de julio 2014.

1

Por: Osvaldo Torres Cedeño.

Transformers: La era de la extinción nos trae la cuarta entrega de esta saga, que ha hecho vibrar al público alrededor del mundo, y que a tan solo unos días de su estreno ha metido a taquilla la nada despreciable suma de 300 millones de dólares. Filmada en formato IMAX, esta película se sitúa algunos años después de la tercera entrega (El lado oscuro de la luna), y tenemos nuevos personajes.

Cade (Mark Wahlberg), es un texano de aproximadamente 40 años, que tiene una hija a la que quiere mandar a la universidad para que no pase las mismas penurias económicas que él. Junto con un amigo, compran un viejo camión, para desarmarlo y vender sus partes, pero resulta que ese camión es ni más ni menos que Optimus Prime.

Total que Cade, un amigo suyo, su hija y el secreto novio de ella, se ven envueltos en una lucha entre Autobots y Decepticons, que sabemos es el cliché de la eterna lucha entre el bien y el mal, solo que en esta entrega, una compañía asiática encontró el material del que están hechos los Transformers, y creen que con ello pueden construir otros, y hacerlos sustituibles.

Pero los villanos vienen más fuertes todavía, y la batalla se extiende fuera de Estados Unidos, a China y Hong Kong. Tirando una crítica a la ciencia -particularmente en una escena donde Whalberg se ve en peligro y a sus espaldas está una foto de Einstein-, los autobots, además de ser muy poderosos, también tienen corazón… y unos hermosos ojos azules. La película resalta valores como la unión familiar, las relaciones padres e hijos, el saber aceptar los errores, en sí, como toda película de Michael Bay, hay mensaje moralino.

Lo que sí hay que aclarar es que tiene una duración de casi tres horas, y con ello los fanáticos de la saga van a quedar muy satisfechos de ver batalla tras batalla, con asombrosos efectos especiales, que superan a sus antecesoras. Me quedaron a deber personajes mejor delineados, pero con las batallas me callaron la boca. Quienes no sean fanáticos de la saga, van a estarse moviendo para un lado y para otro en la butaca o, en el peor de los casos, se quedarán dormidos.

[Calificación: 7/10]

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Otra opinón.

por: Enrique López Arvizu

Demasiado poco para tanto.

Luego de tres entregas que parecían el agotamiento de la saga, después de la poco afortunada recepción de la tercera parte ante la ausencia de Megan Fox, llega ahora una especie de relanzamiento con cambio de los personajes principales.

Transformes: La era de la extinción se sucede después de los hechos ocurridos en la entrega anterior, ahora los autobots son perseguidos por lo humanos, y al mismo tiempo, Mark Wahlberg interpreta a un inventor fracasado con una hija postadolescente con las hormonas a punto de explotar.

La película en su amplísima extensión es cansina, alrededor de 165 minutos en los que claramente el desarrollo y la progresión dramática de los personajes humanos le importan bastante poco a Michael Bay.

Ante larguísimas secuencias de peleas y combates harto ruidosas y llenas de sofisticados efectos especiales, el personaje de papá Wahlberg y su hija interpretada por Nicola Peltz sostienen durante todo el metraje una estéril discusión padre-hija que poco aporta, todo sin importar si están en una estación de servicio abandonada, o ante el ataque de unos furiosos robots extraterrestres.

A favor del film de Bay hay que mencionar el muy acertado del uso del 3D, desde el inicio mismo del film y durante toda la larga película se logra transmitir la sensación de vértigo por la que pasan los personajes. Otro punto a favor es el siempre cumplidor Stanley Tucci, y nada más. Sólo queda esperar lo que depara la quinta entrega.

[Calificación: 5/10]

%d personas les gusta esto: