Nebraska, de Alexander Payne

Nebraska (Estados Unidos, 2013) Director: Alexander Payne / Reparto: Bruce Dern, Will Forte, June Squibb, Bob Odenkirk, Stacy Keach./ Guión: Bob Nelson. / Fotografía: Phedon Papamichaels. Estrenada el 21 de febrero de 2014.

1

por: Enrique López Arvizu

Una historia sencilla.

Alexander Payne regresa con una nueva película donde nos cuenta, como en las anteriores Sideways, The Descendents y About Schimdt, historias de personajes que viven en la América profunda, esa parte tan poco glamorosa de nuestros vecinos del norte, ahora sumida en crisis y que vive como en un eterno letargo.

Woody Grant (Bruce Dern en una actuación impresionante), es un anciano que vive en Montana con su esposa (June Squibb); es alcohólico, veterano de guerra y comienza a presentar amenazas de Alzheimer. Tiene dos hijos, y cree que ha ganado un premio millonario en una suscripción a una revista, por lo tanto decide ir a cobrar el supuesto premio a la localidad de Lincoln, en Nebraska, a donde llegará, si es preciso, incluso caminando.

Para esto, su hijo David (Will Forte), decide acompañarlo. Después de viajar desde Montana, habrán de parar por un fin de semana en Hawthorne, el pueblo donde Woody nació y creció, y donde aún viven algunos familiares y amigos, que al enterarse del millonario porvenir del viejo, entre burlas y dudas, tratarán de sacarle algo de provecho. Ahí serán alcanzados por la esposa y el otro hijo de Woody.

Con un humor agridulce y en clave de road movie, Payne cuenta otra historia de un hombre en la tercera edad y sus complicadas relaciones familiares; en medio de imponentes tomas panorámicas, de caminos rectos que parecen no tener fin y desolados pueblos donde todo mundo pasa el tiempo ya sea mirando la televisión o en el bar, como si hubiesen sido dejados de lado por un sistema al que ya poco le sirven.

Ya habiendo pasado por el pueblo, la familia, los amigos y los recuerdos de las cosas que nunca llegaron a ser, Woody y David siguen su camino por la ruta con la intención de llegar a Lincoln y cobrar el dichoso premio; ellos dos solos en el auto, en medio de la ruta, padre e hijo encontrándose; la mirada de Payne pasa de impiadosa a nostálgica y hasta con cierta ternura, cerrando una historia simple pero con mucho sentimiento.

Nebraska está como perdida en la cartelera local, pero aun puede ser vista en pantalla grande en un par de salas. Una gran película.

[Calificación: 9/10]

%d personas les gusta esto: