Me gusta, pero me asusta, de Beto Gómez

Me gusta, pero me asusta (Me gusta, pero me asusta, México, 2017) / Dirección: Beto Gómez.

Reparto: Minnie West, Alejandro Speitzer, Héctor Kotsifakis, Camila Selser, Joaquín Cosío, Hernán Mendoza, Rodrigo Oviedo, Carlos Speitzer, Jorge Caballero, Lisette Morelos, Silverio Palacios, Agustín Tapia. / Guion: Beto Gómez, Aurora Jauregui, Alfonso Romero Suárez (Idea: Alejandro Speitzer). / Fotografía: Daniel Jacobs. / Música: Mark Mothersbaugh. Estreno viernes 22 de septiembre de 2017.

Me Gusta Pero Me Asusta - Slider

por: Enrique López Arvizu

Asusta, pero gusta.

El realizador sinaloense Beto Gómez, director de películas como ‘Salvando al soldado Pérez’ y ‘El sueño del caimán’, gusta de situar sus historias en el norte de México, presentando ahora una historia donde hace buen uso de los estereotipos, con norteños que llegan a la capital mexicana.

Brayan (Alejandro Speitzer), es un joven introvertido y sensible que nació en el seno de una familia muy unida pero que ya tiene determinado su destino al que él no se ajusta, ya que su sueño es convertirse en chef y poner su restaurante, su vida cambia cuando su padre (Joaquín Cossío), lo envía a la Ciudad de México en compañía de su padrino (Héctor Kotsifakis) para expandir el negocio de la familia.

Ya en la capital, Brayan conoce y se enamora de Claudia (Minnie West), una joven que comparte una casa con sus dos amigos, pero que se ve forzada a trabajar en la inmobiliaria de su familia ante la presión de su padre (Héctor Mendoza), Claudia también se siente atraída por Brayan, pero le asusta el peculiar modo de vida de su familia.

Beto Gómez es un buen narrador, es por eso por lo que ‘Me gusta, pero me asusta’ fluye en todo momento, Gómez hace buen uso de los estereotipos de los personajes norteños, a los que conoce muy bien, y los lleva a un extremo tal que los delinea de una forma caricaturesca pero no grotesca y si efectiva, como el padrino que interpreta Kotsifakis o la divertida argentina a cargo de Camila Selser.

Partiendo de una idea propia del protagonista Speitzer, la historia es una comedia de enredos y romántica, pero que en su desarrollo logra esquivar ciertos lugares comunes típicos del género, aunque cerca del final no logra desatarse de ciertos recursos que se usan para intentar alargar la historia del romance.

La historia se apega al absurdo y consigue sacar sinceras carcajadas sin recurrir a palabras altisonantes o escenas grotescas, Gómez filma bien y consigue una comedia efectiva que consigue vencer los prejuicios.

 

Me gusta, pero me asusta, de Beto Gómez reviewed by on 27 septiembre, 2017 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: