La noche devoró al mundo, de Dominique Rocher

La noche devoró al mundo (La nuit a dévoré le monde, Francia, 2018) / Dirección: Dominique Rocher.

Reparto: Anders Danielsen Lie, Golshifteh Farahani, Denis Lavant, Sigrid Bouaziz. / Guion: Jérémie Guez, Guillaume Lemans, Dominique Rocher (Novela: Pit Agarmen). / Fotografía: Jordane Chouzenoux. Estreno jueves 27 de julio de 2018.

por: Enrique López Arvizu

El hombre solo.

En su primer largometraje, el francés Dominique Rocher adapta una novela escrita por Pit Agarmen para mostrar una mirada diferente de un apocalipsis zombi.

Sam (Anders Danielsen Lie), debe asistir a una fiesta en casa de su exnovia para recoger una caja con cintas grabadas por él, la fiesta es ruidosa y multitudinaria, por lo que a Sam se le complica hablar con la ex, que le aconseja la espere en la habitación para que puedan hablar.

Después de un rato esperando el sueño vence a Sam, quien despierta a la mañana siguiente encerrado en la habitación, al salir de ella se encuentra con un panorama sangriento, cuerpos mutilados y muertos vivientes que deambulan en las calles, por lo que Sam deberá adaptarse para poder sobrevivir aislado en el edificio.

La película busca alejarse de los tópicos del subgénero de zombis, centrándose en mostrar a Sam en su adaptación a su nueva realidad, dejando de lado las típicas persecuciones y ataques de muertos vivientes, ya que la mayor parte del relato está ubicado dentro de los espacios del edificio.

Un relato que se pretende intimista y que narra como se adapta un hombre a una nueva vida solitaria y de supervivencia, y como ese nuevo entorno le afecta, al imposibilitarle el poder relacionarse con otras personas, lo que en su desesperación lo llevan a mantener con él a un muerto viviente encerrado en el ascensor (Dennis Lavant), intentar salvar a un gato en la calle para hacerse compañía o crear música con los elementos propios de la casa.

Si bien el inicio parece anticipar una película típica de zombis, incluso por momentos se viene el recuerdo de ’Exterminio’, el relato intenta intenta acercarse más a lo contemplativo, pero descuida ciertos elementos básicos, como el hecho de que el personaje central no parece haber pasado por un suceso impactante y se adapta sin ningún sobresalto a la nueva realidad, y la falta de tensión en la mayor parte del relato, lo que le resta fuerza a una historia que prometía más.

La noche devoró al mundo, de Dominique Rocher reviewed by on 27 julio, 2018 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: