Godzilla, de Gareth Edwards

Godzilla (Estados Unidos-Japón/2014). Director: Gareth Edwards. Con Aaron Taylor-Johnson, Bryan Cranston, Ken Watanabe, Juliette Binoche, Sally Hawkins, David Strathairn, CJ Adams, Elizabeth Olsen, . Guión: Max Borenstein. Fotografía: Seamus McGarvey. Música: Alexandre Desplat. Estrenada el 15 de mayo de 2014.

1

por: Enrique López Arvizu

Godzilla está vivo!

Luego de la desastrosa película de 1998 de Roland Emmerich, Hollywood retoma a uno de los monstruos cinematográficos más emblemáticos del Japón con resultados más alentadores que la anterior, ahora dirigida por Gareth Edwards, el mismo de la muy interesante Monsters, de 2010.

Todo inicia con imágenes de archivo de pruebas nucleares en el año 1954, el mismo año en que se produjo la primera versión de Godzilla en Japón, dirigida por Ishirô Honda; de ahí la acción se traslada al año 1999 donde un extraño accidente que creen ha sido ocasionado por desordenes naturales, genera un caos en una planta nuclear en Japón al mando de un científico estadounidense (el ahora célebre Bryan Cranston) en el que muere su esposa (Juliette Binoche en una fugaz aparición).

Al paso de 15 años, el hijo de ambos,  Ford, (Aaron Taylor-Johnson, siempre con cara de compungido), es padre de familia y trabaja en la marina desactivando bombas. Estando en Japón con su padre, una bestia mantenida en cautiverio por caprichos a nombre de la ciencia despierta y genera el terror con el objetivo de aparearse con otra que se encuentra cruzando el Pacífico, obviamente en los Estados Unidos.

El filme cambia de un drama familiar a la acción plena, las dos bestias intentarán aparearse y es ahí cuando entra en acción Godzilla, un monstruo que vive en las profundidades del mar que devendrá en la única posibilidad real para combatir a las bestias en celo.

El progreso narrativo de la película es constante y no decae nunca, a pesar de que las apariciones de Godzilla en pantalla no son tantas, en el momento climático del relato de la película toma el protagonismo que le corresponde, la fragilidad del relato está en el personaje principal y en el actor que lo interpreta.

El personaje de Aaron Taylor-Johnson es plano, parco en sus emociones y nunca logra conmover ni transmitir la angustia de la posible fractura de su familia ante el desastre que se presenta, en contraste al personaje de su padre, Cranston con ese peluquín que distrae, que pasó por las mismas con resultados muy distantes.

Aún así, Godzilla en su versión 2014 es un divertimento harto disfrutable, con un monstruo creíble y bastante cercano al original japonés y con un despliegue de tecnología y efectos siempre al servicio del relato que alientan a próximas y mejores películas para ésta, al parecer, inminente nueva saga.

[Calificación: 6.5/10]

%d personas les gusta esto: