El sacrificio del ciervo sagrado, de Yorgos Lanthimos

El sacrificio del ciervo sagrado (The Killing of a Sacred Deer, Reino Unido-Irlanda-Estados Unidos, 2017) / Dirección: Yorgos Lanthimos.

Reparto: Colin Farrell, Nicole Kidman, Barry Keoghan, Raffey Cassidy, Sunny Suljic, Alicia Silverstone, Bill Camp. / Guion: Yorgos Lanthimos, Efthymis Filippou. / Fotografía: Thimios Bakatatakis. Estreno viernes 09 de febrero de 2018.

0

por: Enrique López Arvizu

Malicia.

Tras alcanzar la internacionalización con su anterior película, ‘La langosta’, el director griego Yorgos Lanthimos redobla la apuesta con su nuevo filme, estrenado en Cannes donde ganó el premio al mejor guion y donde explora la malicia humana apegado a su estilo, pero dejando de lado toda cuota de humor.

La historia que se narra es la de un médico cirujano cardiovascular de nombre Stephen Murphy (Colin Farrell), quien tiene una peculiar relación con un jovencito de 17 años llamado Martin (Barry Keoghan), con quien se ve para charlar, tomar café e incluso le da obsequios, hasta que llega el día en que decide invitarlo a su casa para que conozca a su familia.

Ahí Martin conocerá a la esposa y oculista Anna (Nicole Kidman), y sus dos hijos Kim y Bob (Raffey Cassidy y Sunny Suljic), que forman una familia bella y ejemplar, Stephen revela a su esposa que Martin es el hijo de un paciente que murió, Martin devolverá la invitación a Stephen y a partir de allí se volverá más demandante, de pronto el hijo de Stephen cae enfermo imposibilitado de caminar y comer de manera misteriosa, siendo este el inicio de los males que aquejan a su familia y que lo pondrán delante de una riesgosa disyuntiva de dimensiones impensadas.

La película inicia con un tono que asimila ser un thriller, donde de a poco ciertos misterios se van revelando, entre un tono de actuación muy particular y algunos diálogos que parecen no tener cabida en el relato, pero cuando se ha avanzado a un poco más de la mitad, la historia se apega a una narrativa más propia del terror, que no termina de cuajar ante la aparición de ciertas forzadas metáforas, aunque si consigue generar cierta atmósfera durante buena parte del relato.

Con algunas similitudes al cine de Kubrick, alguna referencia muy clara a ‘Funny Games’ de Haneke y en general al cine del austríaco en cuanto a la forma de abordar los temas y la mirada sobre la familia, la película llega a una resolución poco convincente, donde la falta de expresión de la mayoría de los personajes y la muy calculada puesta en escena le restan un toque de emoción al relato.

Pero Lanthimos, además de saber crear una atmósfera inquietante, consigue dar forma a un relato incómodo y por momentos perturbador.

 

El sacrificio del ciervo sagrado, de Yorgos Lanthimos reviewed by on 10 febrero, 2018 rated 3.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: