El médico alemán (Wakolda), de Lucía Puenzo

El médico alemán (Wakolda, Argentina-Francia-España-Noruega, 2013) Dirección y Guión: Lucía Puenzo.

Reparto: Àlex Brendemühl, Natalia Oreiro, Diego Peretti, Elena Roger, Guillermo Pfening, Ana Pauls, Florencia Bado, Alan Daicz, Abril Braunstein, Juani Martínez. / Fotografía: Nicolás Puenzo. / Música: Andrés Goldstein y Daniel Tarrab. Estrenada el jueves 23 de octubre de 2014.

1

El huésped incómodo.

‘Wakolda’ es la mejor película de Lucía Puenzo, luego de sus anteriores, ‘XXY’, y ‘El niño pez’, películas ambas llenas de simbolismos que saturaban el relato y lo adormecían, esto ya no sucede en ‘Wakolda’, o por lo menos no en la misma proporción.

La acción se ubica en 1960, en el sur argentino, donde una familia se dirige a Bariloche donde abrirán una hosteria, en el camino conocen a un médico alemán que también se dirige hacia allí, harán el viaje juntos y el será el primer huésped.

El médico (Àlex Brendemühl, en un gran trabajo), no es otro que el criminal nazi Josef Mengele, que vive encubierto en esa zona del mundo, y que despierta una extraña fascinación en la pequeña Lilith (Florencia Bado), una chica de 12 años que no se ha desarrollado lo que debería y aparenta tener algunos años menos, esto provoca en el médico la necesidad de experimentar en ella para ayudarla en su desarrollo físico, primero ante la negativa de sus padres (Natalia Oreiro y Diego Peretti), hasta que consigue seducirlos a ellos también, aunque no de manera tan fácil.

A la par de esa historia que es el hilo conductor del relato, ‘Wakolda cuenta otras tantas pequeñas historias (el embarazo de la madre, las muñecas del padre, la espía, etc.), que conviven pero que le restan fuerza a la película como un todo, y es que en la necesidad imperiosa de Puenzo de hacer avanzar todas las tramas y cerrarlas a la perfección, se deja ver la rigidez del guión, basado en una novela escrita por la misma directora, perdiendo de vista la línea argumental principal, la cual y a pesar de las notables actuaciones y el inmejorable marco logrado por la reconstrucción de la época, termina en un film con poca pasión.

Sin duda lo más rescatable son las grandes interpretaciones de sus actores, sumando al ya destacado Brendemühl a la pequeña Florencia Bado, con una riqueza actoral que sorprende, así como a Natalia Oreiro y Elena Roger, contenidas y justas en un par de interpretaciones más que correctas.

Algunos de los vicios de sus primeras películas se dejan ver aun en la parte final de ‘Wakolda’, subrayados innecesarios que le restan a una película que pareciera necesitar de un poco de aire para respirar, con sus historias que confluyen caóticamente a un final que pierde totalmente la tensión y fuerza en una historia que merecía un mucho mejor cierre.

El médico alemán (Wakolda), de Lucía Puenzo reviewed by on 28 octubre, 2014 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: