Corazones de hierro, de David Ayer

Corazones de hierro (Fury, Estados Unidos-Reino Unido-China, 2014) Dirección y Guión: David Ayer.

Reparto: Brad Pitt, Logan Lerman, Shia LaBeouf, Jon Bernthal, Michael Peña, Xavier Samuel, Scott Eastwood, Jonathan Bailey, Branko Tomovic, Adam Ganne, Jim Parrack, Laurence Spellman, Brad William Henke, Kevin Vance, Jason Isaacs, Anamaria Marinca, Alicia von Rittberg, Daniel Betts, Stella. / Fotografía: Roman Vasyanov. / Música: Steven Price . Estrenada el jueves 01 de enero de 2015.

1

por: Enrique López Arvizu

El fin de la infancia.

El cine bélico norteamericano tiene una larga tradición apegada a la propaganda y difundir su discurso de salvadores de las causas justas y de establecer el orden mundial, con historias que pecan de patrioteras; Fury, la nueva entrega del respetado guionista y ahora efectivo director, David Ayer, intenta evadir esos tópicos y se centra en un episodio mínimo cerca del final de la Segunda Guerra Mundial; un pelotón y su tanque de guerra, su lucha por sobrevivir, y la necesidad de adaptación del más joven de sus miembros.

Es abril de 1945, el joven Norman (Logan Lerman), un taquígrafo que es enviado al frente donde deberá enfrentarse al líder del batallón, Don Collier (Brad Pitt), quién deberá mostrarle que en la guerra todo se reduce a morir o matar, pese a la negativa del joven pacifista que deberá aprender a matar para sobrevivir.

Y es este enfrentamiento-enseñanza entre estos dos personajes donde se centrará el relato la mayor parte del tiempo, no sin escenas que incluyen enfrentamientos cuerpo a cuerpo y batallas duras entre ambos ejércitos, aunque en esta ocasión Ayer se adentrará en la intimidad del pelotón, tanto dentro del tanque como en su convivencia afuera, con planos un tanto más largos que lo acostumbrado por el realizador y escenas de larga duración que priorizan tensos momentos que enaltecen lo narrado, soportado por un elenco por demás cumplidor que integran, además, Shia LaBeouf, Jon Bernthal y Michael Peña.

Sin embargo los varios aciertos se ven empañados por un guión que propone diversas situaciones que hacen tambalear la verosimilitud de lo que vemos en pantalla, ciertas escenas son en extremo forzadas a enaltecer la gallardía del pelotón no sin momentos de manipulación a cargo de una música que se aglutina torpemente con las imágenes y ciertos diálogos que subrayan las, aparentemente, buenas intenciones del director.

El oficio y buena mano de David Ayer, sin embargo, mantiene el interés en una película que trata de dar un enfoque humanista a un episodio ya muy visto y manoseado, y se queda cerca de logarlo.

Corazones de hierro, de David Ayer reviewed by on 7 enero, 2015 rated 3.5 on 5.0
%d personas les gusta esto: