Chuy, el hombre lobo, de Eva S. Aridjis

Chuy, el hombre lobo (México, 2014) / Guión y Dirección: Eva S. Aridjis.

Documental. / Fotografía: Diego García. / Música: J.G. Thirlwell. Estrenado el viernes 25 de septiembre de 2015.

1

por: Enrique López Arvizu

La discriminación nuestra de cada día.

En su tercer documental, más dos películas de ficción, Eva Aridjis sigue centrándose en ciertos personajes que viven en la marginalidad y al mismo tiempo se vuelven invisibles para el grueso de la sociedad mexicana.

Ahora presenta a una familia que padece una extraña condición llamada hipertricosis congénita, que tiene la particularidad de que quien la padece presenta un exceso de vello en la cara, lo que los marca y los obliga a sufrir de discriminación de por vida, además de la carencia de oportunidades de trabajo, exceptuando el trabajo en circos que queda como única posibilidad.

El relato se centra en Jesús Aceves, Chuy,  personaje a través del cual vamos conociendo lo que es la hipertricosis y lo que ésta condición provoca en quienes la padecen, siendo él uno de los pocos más de 10 casos de hipertricosis en México, todos ellos de la misma familia, y que alrededor del mundo no supera los 50 casos.

Aridjis y su cámara le acompañan en su vida diaria con su esposa e hija quien también padece de hipertricosis, en su trabajo precario como ayudante de un taller de carpintería y después como atracción de un circo de freaks en Inglaterra, así como en un viaje de regreso a Loreto, Zacatecas, lugar donde nació y donde vive casi toda su familia, donde la mayoría también padecen hipertricosis.

Si bien el documental parece enfocarse en la figura de Chuy, en un momento la mirada de Ardijis se posa en especial en las mujeres de la familia, quienes presentan algunos problemas en común como la dificultad de conseguir un trabajo digno y el hecho de ser abandonadas por sus parejas sentimentales apenas estos se enteran que están esperando un hijo, amén del desprecio y discriminación sufrida desde los primeros años en la escuela.

El interés de la realizadora se centra en algunos aspectos que cuestiona directamente a los personajes, sobre todo en cuanto a su vida laboral, amorosa y su relación con su entorno. Aridjis hace visible a estos seres que deben enfrentar muchos más obstáculos para poder sobrevivir en un país donde todo es cuesta arriba, pero lo hace sin paternalismos ni manipulaciones, simplemente mostrando como es vivir con ese padecimiento y mostrándolos como cualquier persona común, con sus sueños, deseos y miedos, en su constante lucha para poder sobrevivir, consiguiendo un film valioso y por demás emotivo.

Chuy, el hombre lobo, de Eva S. Aridjis reviewed by on 30 septiembre, 2015 rated 4.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: