Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable, de Marc Forster

Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable (Christopher Robin, Estados Unidos, 2018) / Dirección: Marc Forster.

Reparto: Ewan McGregor, Hayley Atwell, Mark Gatiss, Adrian Scarborough, Roger Ashton-Griffiths, Paul Chahidi, Gintare Beinoraviciute, Bern Collaco, Bronte Carmichael, Evie Wray, Roy Beck, Vivien Bridson, Kumud Pant, Raj Ghatak, Gino Picciano, Tim Ingall, Mark Sayer-Wade, Karol Steele, Jackson Kai, Rahji Shrinarine, Lee Asquith-Coe, Orton O’Brien, Sharron Spice, Jeremy Oliver, Dean Middhat, Elsa Minell Solak, Abbey Denne, Errol Francis II, Richard Price. / Guion: Thomas McCarthy, Alex Ross Perry, Allison Schroeder (Personaje: A.A. Milne). / Fotografía: atthias Koenigswieser. / Música: Klaus Badelt. Estreno jueves 02 de agosto de 2018.

por: Enrique López Arvizu

Un golpe de nostalgia.

El año pasado se estrenó una película que ahondaba en el proceso de creación del célebre y querible Winnie the Pooh en ‘Goddbye, Christopher Robin’, ahora, Disney produce esta película que plantea una posible vida adulta del hijo de Alan Alexander Milne.

El pequeño Christopher Robin está por ingresar a un internado lejos de casa, por lo que la despedida de sus amigos felpudos es inevitable, él se va y los deja con la promesa de volver, pero los años pasan y es ahora un adulto.

Ahora Christopher Robin (Ewan McGregor) está casado y tiene una hija, pero su insatisfactorio trabajo lo absorbe y le impide pasar tiempo con su familia, un fin de semana antes de terminar las vacaciones de verano ellas salen de paseo dejando a Christopher solo en casa porque debe trabajar ese fin de semana, pero la inesperada visita de un viejo amigo lo descolocará y hará que vea que está perdiendo el tiempo y el rumbo de su vida.

La película de Marc Forster tarda en arrancar, entre algunos pasajes de la guerra y la llegada del personaje principal a la vida adulta, el relato adquiere un tono que roza la solemnidad y se torna bastante seria en el drama de una familia donde el padre se vuelve cada vez más ausente.

Afortunadamente, poco después de la mitad del metraje reaparecen los animalitos de peluche, que se convierten en el mayor atractivo de la película, alejándola del aburrimiento y la solemnidad, logrando algunos momentos emotivos y entrañables, sobre todo en el público adulto.

Así, la película adquiere notoriedad gracias a un golpe de nostalgia y al encanto de los muñecos afelpados, y no tanto a su complaciente realización, más enfocada en remarcar el “mensaje” de la película.

 

Christopher Robin: Un reencuentro inolvidable, de Marc Forster reviewed by on 2 agosto, 2018 rated 3.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: