Chicos y Guillermo ¡A comer!, de Guillaume Gallienne

Chicos y Guillermo ¡A comer! (Les garçons et Guillaume, à table, Francia-Bélgica, 2013) / Dirección y Guión: Guillaume Gallienne.

Reparto: Guillaume Gallienne, Françoise Fabian, Yves Jacques, André Marcon, Diane Kruger, Nanou Garcia, Yvon Back, Pierre Derenne, Catherine Salviat, Reda Kateb. / Fotografía: Glynn Speeckaert. / Música; Marie-Jeanne Serero.

1

por: Enrique López Arvizu

Demasiado ego.

La primera película de Guillaume Galliene, artista de la Comédie-Française que se basó en un exitoso unipersonal de su misma autoría, fue premiada en la Quincena de los Realizadores en Cannes, se llevó los premios Cesar de la Academia Francesa más importantes, incluyendo mejor película, y convocó a poco más de 3 millones de espectadores en Francia.

El film no se aparta mucho de su fuente original y se presenta con el mismo Guillaume saliendo a escena a contar su historia en un escenario, historia que el mismo actúa poniéndose en la piel de él mismo en su etapa post adolescente y en la de su madre, una mujer a la que parece no importarle mucho pero que es la causa de la mayoría de sus traumas.

La historia de Guillaume es la de un joven a quien todos en su familia creen que es gay, sobre todo la madre, tanto así que hasta el mismo lo cree y le gusta vestirse de mujer, imitar a su madre, ha adoptado muchos modismos y gestos femeninos e incluso cree estar enamorado de un chico, así el relato acompañará a Guillaume en su recorrido para descubrir y defender su identidad sexual.

Con una premisa por demás interesante y una narrativa novedosa, la película de Guillaume inicia con el reto de tener que aceptar a un actor de más de 40 años interpretando a un chico de alrededor de 18, y no sólo eso, sino también a su particular madre, pero no es esto lo que no permite el disfrute del filme, sino la acumulación de gags y chistes forzados, algunos tan machistas y retrógrados, que demuestran que Europa no es tan moderna como suelen verdérnosla.

El personaje de Guillaume irá recorriendo países, escuelas, y demás lugares donde se irá conociendo de a poco e irá descubriendo su sexualidad, en medio de personajes todos muy estereotipados y con situaciones que rozan lo burdo en un tono de supuesta comedia.

Para el final, la película se reserva una “sorpresa” en la definición y final de dudas del personaje, donde éste al saberse y aceptarse, borra de manera automática los rasgos de estupidez y todos los clichés que se habían ido acumulando en su personalidad, borrando con el codo los algunos méritos que el filme había conseguido.

Inentendible la cantidad de premios y prestigio que la película ha acumulado, sobre todo los otorgados por la Academia Francesa, que la privilegió por sobre grandes películas como ‘El desconocido del lago’ y la bellísima ‘La vida de Adele’.

Chicos y Guillermo ¡A comer!, de Guillaume Gallienne reviewed by on 4 julio, 2015 rated 2.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: