Ant-Man: El hombre hormiga, de Peyton Reed

Ant-Man: El hombre hormiga (Ant-Man, Estados Unidos, 2015) / Dirección: Peyton Reed.

Reparto: Paul Rudd, Michael Douglas, Evangeline Lilly, Corey Stoll, Matt Gerald, John Slattery, Hayley Atwell, Judy Greer, Michael Peña, Bobby Cannavale, Wood Harris, T.I., Chandra Shaker Sangam. / Guión: Edgar Wright, Joe Cornish, Adam McKay, Paul Rudd (Historia: Edgar Wright, Joe Cornish; Comic: Stan Lee, Jack Kirby, Larry Lieber). / Fotografía: Russell Carpenter. / Música: Christophe Beck. Estreno viernes 17 de julio de 2015.

1

por: Enrique López Arvizu

El increíble hombre menguante.

La nueva entrega de Marvel viene a refrescar el universo de películas de los estudios justo en el momento previo al ambicioso lanzamiento de lo que se ha conocido como la fase 3, con una película que desde su mismo inicio se desmarca de la mayoría de filmes basados en superhéroes.

Y es que ‘Ant-Man’ se decanta por la comedia y el desparpajo sin ningún complejo en un guión por el que pasaron bastantes manos, (fue escrito por el director inicial del proyecto, Edgar Wright, junto a Joe Cornish, el especialista en comedias Adam McKay y el mismo Paul Rudd), y un director, Peyton Reed que ha desarrollado su carrera en la comedia más que en las películas de acción (Yes Man, Down With Love, The Break-Up).

Ante el inminente lanzamiento de un proyecto científico por parte de su antes protegido Darren Cross (Corey Stoll) que pone en riesgo la estabilidad del planeta, el doctor Hank Pym (Michael Douglas) debe volver a echar a andar su proyecto convertido en leyenda urbana llamado ‘Ant-Man’, una tecnología que permite a un ser humano volverse tan pequeño pero poderoso como una hormiga y al mando de un ejército de incontables hormigas de diferentes especies.

Apoyado por su hija Hope (Evangeline Lilly), con quien no tiene una buena relación, decide buscar a la persona ideal para portar el traje, encontrándolo en un ladrón cibernético que recién sale tras una condena de 3 años en San Quentin, un perdedor separado de su esposa y que casi no ve a su hija, Scott Lang (nadie mejor que Paul Rudd para interpretarlo), a quien habrá de entrenar para contrarrestar la ambición de Cross.

Lejos de la solemnidad de tantas películas de superhéroes donde el dilema moral del héroe en cuestión se usa como pretexto dramático para dotar de algo de profundidad emocional a la avalancha de escenas de acción, en ‘Ant-Man’ la necesidad de una segunda oportunidad para recuperar a su hija es lo que mueve al divertido antihéroe que interpreta Rudd, pero rodeado de una vis cómica que emparenta a este film con ‘Guardianes de la Galaxia’ o las primeras ‘Iron Man’, pero sin la pedantería de Downey Jr y sin las infaltables vueltas de tuerca de este tipo de películas, pero si con personajes complejos.

No faltan las referencias al universo tanto televisivo como cinematográfico de Marvel, el siempre divertido cameo de Stan Lee, escenas de acción y peleas que se agradece sean cortas, emocionantes y bien filmadas, pero lo que se impone en ‘Ant-Man’, y lo que la convierte en un film único y especial, es el logrado tono de comedia cortesía de ese gran actor que es Paul Rudd, capaz de hacer querible cualquier personaje que interpreta, y un sorpresivo Michael Peña, que tiene las escenas más hilarantes del film.

Entrañable, y divertida, con el equilibrio perfecto entre las buenas películas de acción y las grandes comedias, ‘Ant-Man’ es una película inteligente, creativa y arriesgada que siempre gana, y aunque es una apuesta menor de los estudios, está por encima de la gran mayoría de las películas de Marvel. Y como siempre, permanecer en la sala para no perderse el par de escenas en medio y al final de los créditos.

 

Ant-Man: El hombre hormiga, de Peyton Reed reviewed by on 17 julio, 2015 rated 4.0 on 5.0
%d personas les gusta esto: